Sus ricos paisajes son inigualables y permiten disfrutar de cada momento y de cada rincón.

La Serranía de Ronda


Arropada por la Serranía de Ronda, en un área privada de 500.000 m2 de encinas y a tan sólo 4 kilómetros de Ronda, se encuentra la Casa de Campo Los Pastores. Su privilegiada situación permite disfrutar de la gran variedad de actividades, de ocio, deportivas y culturales que ofrece tanto la histórica ciudad como la Serranía de Ronda y el entorno inmediato de Los Pastores.

Cuando un poeta de la talla de Rainer Maria Rilke, de palabra tan exacta, la definió como “la ciudad soñada”, sus razones tenía, y seguramente tras visitarla, el viajero corroborará las palabras del poeta, tanto más cuanto más alejado esté de Ronda y la recuerde como un sueño en lugar de como algo que ha podido palpar.

El visitante que emprenda por primera vez el camino hacia ésta ciudad, se acercará a ella con la postal fija de alguno de sus monumentos, de su paisaje o de algún rincón típico de tantos como Ronda ofrece, y nada de eso le valdrá de referencia o apenas le será reconocible porque la realidad con la que se va a encontrar es muy otra. Ronda pertenece a ese escogido número de ciudades sólo comparables a sí mismas, sin posibilidad de réplica o semejanza con otras, algo que el viajero podrá comprobar en cuanto se adentre en el casco histórico y vea cómo ante sus ojos se abren una arquitectura y un paisaje deslumbrantes, impregnados, además, de una densa carga de historia y leyenda que desdibuja el límite entre la realidad y la fantasía pero que afirma rotundamente la singularidad de Ronda

Los parques naturales de Sierra de las nieves, Sierra de Grazalema y el parque natural de alcornocales, hacen que esta ciudad sea privilegiada en especies animales y vegetales.

SUBIR